Aromaterapia y cáncer 4 usos frecuentes

Aromaterapia y cáncer

La aromaterapia, es el uso de los aceites esenciales con fines terapéuticos. Como parte de la medicina complementaria se está usando la aromaterapia como tratamiento coadyuvante en pacientes con cáncer, obteniendo muy buenos resultados. La Organización Mundial de la Salud (OMS) reconoce a la aromaterapia como una medicina alternativa y perfectamente compatible la con la medicina tradicional.

El Instituto Nacional del Cáncer de Estados Unidos, ha realizado una serie de estudios clínicos donde demuestra los beneficios obtenidos del uso de la aromaterapia con aceites esenciales en el tratamiento como apoyo para mejorar la calidad de vida y procurar el bienestar de los pacientes.

En un ensayo con 103 pacientes de cáncer, se estudiaron los efectos del masaje en comparación con el masaje con aceite esencial de manzanilla romana. Dos semanas más tarde, se observó una disminución de la ansiedad y una mejora en el grupo que recibió un masaje con aceite esencial. El grupo que solo recibió masajes no obtuvo el mismo beneficio. En otro estudio de 58 pacientes con varios tipos de cáncer que asistieron a 6 sesiones de aromaterapia, se encontró disminución de la ansiedad y depresión en comparación con el estado anterior a las sesiones.

En otro estudio se mostró que el yodo radiactivo puede dañar las glándulas salivales. El aumento de la producción de saliva durante el tratamiento quizás disminuya el daño a las glándulas salivales. En un ensayo controlado aleatorizado, los pacientes que inhalaron una mezcla de aceites esenciales de limón y jengibre tuvieron un aumento de la producción de saliva en comparación con el grupo de placebo (Fuente Cancer.gov)

El uso en paciente oncológico es básicamente por inhalación y/o aplicación tópica como masaje, estando el aceite esencial previamente diluido en un aceite portador como puede ser de coco fraccionado. Los olores actúan en el sistema límbico provocando cambios en el estado de ánimo, control de estrés, relajación etc. La aromaterapia a menudo se usa con otros tratamientos complementarios, como  la acupuntura, así como también con los tratamientos médicos estándar para el control de los síntomas.

Aromaterapia y cáncer
Aromaterapia y cáncer

Aromaterapia y cáncer 4 usos frecuentes según estudios clínicos

  1. Ansiedad y depresión
  2. Calidad de vida
  3. Ayuda a la calidad de sueño
  4. Nauseas y vómitos

1. – Ansiedad y depresión

En un estudio clínico en 103 pacientes de cáncer asignados al azar para recibir un masaje con aceite esencial de manzanilla romana, se concluyó la reducción del nivel de ansiedad. En otro estudio realizado en el Reino Unido 58 pacientes que completaron 6 sesiones de masajes con aromaterapia, informaron mejoras en los niveles de ansiedad y depresión. (Fuente cancer.gov)

2.- Calidad de vida

En otro estudio clínico, se usó aceite esencial de lavanda y manzanilla para hacer masajes, el estudio concluyó que de los pacientes que participaron en dicho ensayo hubo mejora en el estado de ánimo, tras reducir la tensión y la ansiedad lo que redunda en mejora de la calidad de vida.

3.- Ayuda a la calidad del sueño

Otro estudio demostró que la aplicación e inhalación de aceite esencial de lavanda, ayudó a los pacientes a conciliar el sueño, lo que resulta de vital importancia para la recuperación y/o mejor respuesta al tratamiento.

4.- Nauseas y vómitos

Se comprobó que el uso del aceite esencial de jengibre, ayudó a controlar las nauseas y los vómitos en pacientes que fueron sometidos a quimioterapia.

El uso de los aceites esenciales como terapia, es una alternativa de alivio que pueden tomar en cuenta las personas para mejorar algunos efectos secundarios del padecimiento. Su uso como complemento del tratamiento de la enfermedad, puede ayudar a mejorar el equilibrio de la mente, el cuerpo y el espíritu.

 

Escrito por Paola Ugarte

Enlaces de interés:

1 comentario

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

WC Captcha 4 × = 8

Artículos recomendados

Translate »